Si no es esto, ¿entonces qué hostia es?

Una pregunta puede causarle la ruina a cualquiera. Incluso acabar con él. No existe defensa posible contra una pregunta elemental, directa. Una pregunta es una bomba para gente de paz, y bien formulada tiene sobre el interpelado el efecto de un uppercut, es decir, una hostia vertical y ascendente que busca el mentón. Los entendidos en boxeo lo tienen por un golpe bastante poderoso. No hay nada que hacer contra una pregunta así, excepto caer al suelo sin dientes. Este domingo, La Sexta emitió una edición de Salvados dedicada a la burbuja cultural. En un momento dado, Jordi Évole entrevista al secretario general de Cultura de la Xunta, Ángel Lorenzo, sobre el presupuesto de la Cidade da Cultura, que iba a costar cien millones de euros, y acabará requiriendo cuatrocientos setenta… si un día se acaba, y, ya puestos, nos notifican para qué sirve. En una salida memorable, el secretario general imita a Tip y Coll y responde: «Todos los equipamientos, no sólo los culturales, tienen un margen de desviación respecto a su coste inicial». Évole opta por imitar a un paisano con sentido común, que podría ser de Mondoñedo o Soutelo de Montes, y pregunta: «¿Y aquí el margen era de trescientos millones de euros?» Llegados a este punto de la entrevista, el secretario general abandona todo ingenio, y sólo piensa en huir: «Yo creo –responde– que ahora lo importante no es eso…» Entonces, llega el misil de Évole: «¿Ah, no es eso?»

«Ah, no es eso?» parece una pregunta fácil, muy fácil, facilísima, pero nadie, salvo Évole, pregunta así, fácilmente. La facilidad a veces no tiene defensa, es lo más complejo que hay, y cuando penetras en ella, confiado en tus fuerzas, ya sólo puedes salir zarandeado. Huya de la facilidad. Engaña. El arquitecto de la Cidade da Cultura, de hecho, nunca sabría decir para qué le sirve a los gallegos la Cidade da Cultura. Una pregunta tan sencilla, con un sólo verbo, es imposible de responder usando incluso los verbos que restan.

Hay que tener cuidado con las preguntas. En realidad, no hay que tener ningún cuidado con las preguntas. Conviene preguntar sin prudencia, sin control. Preguntar como se fuésemos tontos, como si no entendiésemos nada. La idea es darlo todo por ininteligible, y pese a eso procurar aclararlo con preguntas, a base de uppercut. Pregunte sin parar.

La expresión suprema de la pereza es el asenso. Nunca asienta en silencio, como si la verdad ya estuviese en la superficie. No digo que no sea recomendable la pereza. Lo es. Soy un fanático de ella. Depara historias hermosísimas. Ahí está la de Carlos «El Loco» Fenoy, mítico portero de Newell´s Old Boys. Durante sus entrenamientos más desganados, se limitaba a clasificar los balones que le lanzaban los compañeros en dos grandes grupos: parables e imparables. No es que se tirase tampoco para detener unos u otros y demostrar que tenía razón, tan sólo decía cuál sería el resultado si tuviese ganas de entrenar: «parable», «fuera», «palo», «imparable»… Pero él, ni se movía. Si alguien le reprochaba algo, ponía cara de intelectual, y decía: «Hoy, teoría».

Pero una cosa es holgazanear y otra el asentimiento, no preguntar. Pregunte sin fin, y lo odiarán. Eso es bueno. A no tardar Jordi Évole será mal recibido en todos los despachos. Buena señal. Le pasará como a Bogart, de quien Dave Chasen decía, cuando bebía, que era «un tipo encantador hasta las once y media de la noche. A partir de ahí no lo aguanta ni Dios. Se cree que es Humphrey Bogart». En algún momento también Évole –por esa manía suya de hacer preguntas elementales que tocan los cojones– pensará que es Jordi Évole.

Anuncios


Categorías:Sin categoría

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: