Wert sueña con la polla nacional

Wert, en su mejor versión, me recuerda a Lady Gaga durante su concierto en el Palau Sant Jordi hace un par de años, cuando se dirigió a los 18.000 asistentes en los términos conocidos: «Ya habréis oído que tengo una polla gorda italiana. Venga, ¡ahora sacaos las vuestras! ¡He oído que las tenéis bastante grandes!». En cierta medida, la referencia del ministro de Educación a españolizar Cataluña es una metáfora sobre las pollas, y la necesidad de que los catalanes se sometan a un alargamiento de la suya, hasta alcanzar la envergadura de lo que se conoce por polla española, o polla nacional. Las referencias a la picha catalana, metafóricas o explícitas, no son ni mucho menos un tema nuevo. Recuerdo que en 1990, durante su concierto en el estadio Olímpico de Barcelona, Madonna confesó en voz alta, en un castellano que acababa de enseñarle Almodóvar, aquello de «Estoy sola, ¿dónde están los tíos con polla?».

Por ampliar el debate –aunque sin abandonar del todo la idea de chorra estatal– diré que José Ignacio Wert no me recuerda más a Lady Gaga o Madonna, que a Humprhey Bogart el día que, en una de sus borracheras ilustres, rodeado de amigos más borrachos que él, terminó a hostias y destrozó el mobiliario del Morocco. No se trató, en realidad, de una anécdota aislada. El propietario del Chasen, de Beverly Hills, que también sabía qué era que el actor te destrozase los muebles del local, solía comentar que «Boggie es un tipo encantador hasta eso de las once y media de la noche. A partir de ahí no lo aguanta ni Dios. Se cree Humphrey Bogart». Wert pertenece a la misma estirpe. Este ministro, por momentos, se cree Wert. Solo, probablemente, porque le han dicho que las pililas españolas son mejores que las autonómicas.

Foto: Lady Gaga.

Anuncios


Categorías:Sin categoría

Etiquetas:,

7 respuestas

  1. El mundo está totalmente desprovisto de teología y geometría, como diria nuestro amigo Ignatius. No sé si vale para las medidas de las pichas, pero me tranquiliza, me gusta saber que mi padre tenía razón en aquello de ‘quien la mienta es que ni se la tienta’.

  2. no quería alimentar al amigo Tallón, porque habitualmente pierde punch cuando habla de políticos (no hay inspiración alguna en el hormigón). pero es que se me vino a la cabeza una frase que viene al pelo: “con picha grande follamos todos”. aplíquenla a su gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: