Ganaron como alemanes

Alemania jugó fácil al fútbol, poniendo un artículo, un sustantivo, un verbo y un predicado. Es raro que, si escribes así, no acabes por hacerte entender con el gol. Por algo decía Josep Pla que la mejor frase que se ha hecho nunca es «La puerta es verde». Corta, clara, al pie. Argentina, sin embargo, opuso una severa resistencia hasta el minuto 113, cuando el invierno de la prórroga ya hacía estragos en las defensas. Pese a la nieve y el frío, Mascherano, Demichelis y Garay rechazaron todas las intentonas rivales de construir una oración con la palabra gol, Final-del-Mundial-de-Brasil-2014.-Foto-Cordon-Pressbajo la disculpa de que en alemán ellos apenas sabían decir «guten morgen». Pero en una prórroga a menudo existe un segundo dramático, cuando pisas un trozo de madera podrida, en el que el suelo se hunde y la vida se precipita. Es irremediable. Ocurrió en el minuto 113. Schürrle recibió por banda izquierda un balón con el que se citó a ciegas. «Es bonito no saber nada el uno del otro», le dijo el delantero, como Marlon Brando a Maria Schneider en El último tango en París, mientras no se cansan de hacer el amor. En el último instante, sin mirar si un centrocampista acompañaría la ofensiva y estaría en su lugar a la hora señalada, Schürrle centró al área, casi haciendo una suposición. Por allí, salido de la niebla, aparecería el pequeño Götze, que controló el balón con el pecho, y sin dejar que cayese, por si se rompía en pedazos, lo mandó a la cama. Gol y Mundial de una tacada. El futbolista del Bayern, que salió del banquillo en el minuto 88, en forma de pieza de repuesto, es la clase de jugador desequilibrante ante el que Héctor «Bambino» Veira hubiese admitido que «este pibe es un fenómeno, te hace un asado debajo del área» (texto completo en Jot Down).

Anuncios


Categorías:Fútbol

Etiquetas:, , ,

10 respuestas

  1. Para ti el balón de oro por semejante crónica. ¡Qué maravilla!

  2. Apostar a que si entras aquí te va a gustar lo que lees tiene tanto mérito como decir que Alemania va a llegar –por lo menos– a la semifinal de un mundial.

    Tengo un buen amigo que iba a casarse a la vuelta de unos meses. Un buen día, su novia decidió darle una sorpresa y limpiarle la casa. Con tan mala fortuna que en un rincón encontró unas bragas que alguien había dejado olvidadas.

    La bodá se anuló.

    Un saludo, amigo Tallón.

  3. Los alemanes ya se sabe, lo mismo invaden Polonia, que componen la Sinfonía Coral, que escriben “Ideen zu einer reinen Phänomenologie und phänomenologischen Philosophie”. Ganarles una final a los argentinos casi les debió parecer pecata minuta. Otra cosa hubiese sido dirimir la Jules Rimet a cuchilladas; en ese caso no dude que hubiesen llegado a los penaltis. Su crónica es de lejos la mejor posible. ¡Qué gustazo! No exagero si digo que vi la final para leerla luego. Bueno, sí exagero; pero sólo un poco. Saludos Xoan.

  4. ¿Puerta, ventana o persiana? Jamás me aclaré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: