Espías

El espionaje ya no es aquella misión secreta que lanzabas contra un enemigo, y que según la versión oficial nunca ocurría. Ahora ya ni siquiera hay enemigos, y si los hay cultivan negocios importantísimos entre sí y se llevan de maravilla. Aquel odio frío y deshabitado con que una nación husmeaba en las intimidades de otra Raymond-Chandlerha pasado en la actualidad a ser solo una versión del amor. Curiosamente, con los medios perfectos para ejercer el espionaje, hoy se espía peor que nunca. Antes que tarde, se acaba sabiendo. Ni EE UU se libra. Es como si todo lo que creíamos sólido, se desvaneciese en el aire. Me hace pensar en Raymond Chandler, que creaba detectives y criminales elegantísimos y letales, que andaban de aquí para allá con armas de fuego, y el día que el escritor quiso matarse con una falló el disparo y tuvo que aguantar que sus amigos le reprochasen que, con lo bien que escriba novelas, se suicidase tan mal (artículo completo en El País).

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:,

5 respuestas

  1. No se espía bien o lo sabríamos todo de todos. Y no sabemos nada. Y no conviene que lo sepamos o se perdería el sacrosanto derecho que tenemos a la teoría de la conspiración. Qué sería de tuiter si en la cabecera un enano espía nos dijese por la mañana toda la verdad del día anterior? Maldita vida aburrida, ni una botella de ginebra lo arregla. Yo espíe en tuiter a mi hijo, me detectó y me bloqueó. Ahora para saber lo que hace tengo que preguntarle y por supuesto, no me lo dice. Y soy feliz pensando que liga mogollón y que se abstiene de ir en malas compañías…Y por supuesto, la ginebra ni tocarla…
    De donde se deduce sin sombra de duda que espiar es malo para la felicidad…

  2. Siempre afilado, Juan, un placer leer tus artículos.
    En este caso en particular, hum, no sé, creo que ahora se espía más que nunca. El espía en el caso Snowden no es Snowden, sino el ruso que se le acercó para convencerle de que pidiera asilo, etcétera. El juego nunca cesa. Pensamiento raruno: la paz mundial que ansían las mises llegará con el espionaje total, perfecto y completamente extendido (entre gobiernos). Todos cogiendo de los huevos a todos. Una red neuronal de cogida de huevos.
    http://serranobello.com/2015/03/25/5-citas-sobre-posmodernidad-y-espionaje/

  3. Solamente espía el enemigo. Nosotros, que somos los buenos, nos vemos obligados a defendernos con el contraespionaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: