Un disparo en la cabeza

En 2009 visité la casa que Ernest Hemingway tenía a las afueras de La Habana, en San Francisco de Paula, enclavada en mitad de un pequeño bosque. En el interior, salvo los huecos que llenaban las cabezas de algunos animales africanos, las paredes estaban forradas con su biblioteca personal. En un momento de descuido conseguí adentrarme en una de las estancias, pues la visita se realiza desde el exterior, asomándose a las ventanas y las puertas, para que no tener la tentación de remover el orden de las centenas de pequeños objetos que un día formaron su universo doméstico. Sólo tenía interés en echar un vistazo a algunos de los títulos que se acumulaban en las estanterías, que un día habían dejadoSalinger de formar una biblioteca de verdad para volverse una especie de lápidas inviolables. Entre las obras descubrí El guardián entre el centeno, de Salinger. Semejante presencia era lo más normal del mundo. Aquella novela está en millones de hogares. Pero a mí me desasosegó; se me quedó colgando, como el hilo suelto de un jersey, con el que nunca sabes bien qué hacer.

En sus memorias, Valerie Hemingway, que durante años ejerció como su secretaría, y más tarde se casó con uno de sus hijos, revela que «los autores contemporáneas que más admiraba eran J.D. Salinger, Carson McCullers y Truman Capote». Después de que el autor de Adiós a las armas y Valerie se conociesen en España en 1959, él le regaló El guardián entre el centeno, y más de una vez he leído que el ejemplar que hay en Finca Vigía está autografiado por el propio Salinger. No tuve la feliz idea de extraerlo aquel día de la estantería y averiguar cómo lo había leído Hemingway, si con las manos quietas, o subrayando, y si de verdad estaba firmado por el autor (artículo completo en El Progreso).

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: