El Giro, qué gran horror

Nada se parece al Giro de Italia. Es una vieja demostración de amor. Cualquiera puede ver el Tour; es verano, hace calor, y la vida está de vacaciones. Qué importa si no te apasiona el ciclismo. El Tour es más que eso. En cambio, el Giro sólo es eso: ciclismo, con unos leves añadidos. Necesitas quererlo tal como es para acercarte a él durante tres semanas, en las que la primavera hunde sus raíces en lo más duro del invierno. Su belleza tiene que ver con su inclemencia, con el frío de las cumbres, la lluvia, el dolor, la nieve, incluso los días soleados. CoppiEs una carrera orgullosa de su crudeza. Esto es ciclismo, esto es el Giro, esto es Italia. Nunca un aficionado a esta carrera dirá “qué pena, hay niebla”, o “qué horror, hace frío”. El esplendor está en todas partes, también en la aspereza.

Rara vez se corre el Giro por desamor, o para olvidar, o por cumplir con un exotismo. Existen mejores destinos para consumar esos propósitos. Los italianos lo tienen fácil: lo aman desde los días que Bartali y Coppi se volvieron leyendas en sus cumbres, y aliviaron la postguerra. Para todos ellos el Giro es un monumento, como el Panteón de Agripa, Cinema Paradiso o El Gatopardo. En cambio, un extranjero necesita estar sediento de gloria para presentarse a la salida, y alimentar cierta obstinación por vivir aventuras imprevisibles, a desmano, en las que flirtear con el abismo. Tal vez no ame el Giro, pero le atrae lo que implica. Quiere correr porque no será divertido, y a veces eso en ciclismo es divertidísimo (columna completa en El País).

 

Anuncios


Categorías:Vida diaria

Etiquetas:, ,

3 respuestas

  1. La etapa más dantesca que recuerdo haber visto fue precisamente en el Giro de Italia. En 1988, el año que ganó Hampsten, el americano. Camino de Bormio, bajo una nevada espantosa, subieron el Gavia. Torriani, el director de la carrera, se había negado a suspender la etapa. Todos llegaron a la meta acordándose de su familia. La etapa la ganó Breukink, una de las escasas veces en que consiguió salir de la mediocridad.
    Luego vino el Tour, el único que venció Perico, mi gran ídolo de juventud.
    Ciclismo del bueno.

  2. Y la etapa que gano Mikel Nieve en el 2011?
    Antes igual era mas comun, pero en el ciclismo moderno, pocas etapas tan dantescas como aquella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: