Firme aquí, por favor

En los años ochenta, Truman Capote se hospedaba a menudo en el United Nations Plaza, cuando estaba en Nueva York. Se encontraba cómodo recibiendo a los amigos y a algunos periodistas en camisón, descalzo, con los ojos hinchados. En una de esas citas, cuando una señora de la editorial Random House abrió la puerta, apareció Martin Amis. Estaba allí en nombre del Observer. La representante de la editorial le advirtió de que Truman no se encontraba bien. «Hablar, habla, pero…», le iba explicando mientras atravesaban salas de espera. Entonces, como salido de la bruma, CapoteAmis reconoció al autor de Desayuno en Tiffany’s. «Tanta pena me dio que a punto estuve decirle: olvidemos la entrevista. Llamemos a una ambulancia. Da igual, lo llevo yo mismo», escribiría en su reportaje el escritor británico.

Mientras Capote tuvo que ausentarse al baño para «celebrar una larga y complicada sesión», a la que siguieron otras varias a lo largo de la tarde, él estudió la habitación. Las mesillas de noche, por ejemplo, estaban hasta arriba de revistas, libros y medicinas. Por fin, después de sonarse la nariz reiteradamente, Capote volvió a la habitación y se metió en la cama. El gesto sólo fue vagamente excéntrico. Juan Cruz detalla en Egos revueltos que una vez Camilo José Cela se sintió indispuesto, y le pidió que lo acompañase a su habitación en el hotel Mencey, en Tenerife. En un momento dado, como Capote, también Cela se levantó para ir al baño, y a la vuelta, comentó: «Y ahora a ver cómo viene el sueño». La misión de Cruz era dejarlo dormido, y se mantuvo en un apacible silencio, hasta que Cela le dijo necesitaba que le hablasen para poder dormir. Cuando el joven Cruz empezó a explicarle quién era, de dónde venía, qué quería hacer en la vida, advirtió que el premio Nobel roncaba suavemente, y «me fui de puntillas» (artículo completo en El Progreso).

Foto: Ron Galella.

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:, ,

2 respuestas

  1. ¡Genial la anécdota!
    …y enhorabuena por el excelente blog que he descubierto recientemente pero se está convirtiendo poco a poco en uno de mis favoritos.
    Saludos,
    Iago López

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: