Truman Capote dijo ‘puaj’

Nadie decía «puaj» como Truman Capote. En su correspondencia esa forma de transcribir el aborrecimiento aflora cada poco, y siempre suena terriblemente sincera, quizás porque la verdad aún estaba a salvo en aquellos tiempos en los que la gente escribía cartas para contarle su vida a los amigos lejanos. Recalé en su correspondencia buscando información sobre sus estancias en España, y ahí me encontré con su primer «puaj». En el verano de 1949, camino de Marruecos, pasó algunos días entre Madrid, Sevilla y Granada. Al llegar a Tánger le escribió a Robert Linscott para contarle que había sido un viaje espantoso, que «no repetiría ni muerto». ¿España? «Puaj». capoteFueron  unos pocos días, aunque repletos de aventuras, como el viaje entre Granada y Algeciras, cuando de repente toda la gente del tren empezó a tirarse al suelo y a gritar «¡bandidos!» Las balas silbaban. «Lo que pasa es que no eran bandidos. Sólo eran unos españoles que habían perdido el tren y disparaban para que parase. A un hombre le dieron en la cabeza», le resumió Capote a su amiga Cecil Beaton. El episodio lo dejó tan marcado que escribió un artículo para The New Yorker, titulado Un viaje por España. Fue la primera vez que la revista publicó algo suyo.

Pese a todo, admitía que el país era bonito. Esos días incluso visitó el Museo del Prado, «pero poco más». No resultaba agradable moverse por el territorio. Había que hacer frente a «demasiadas prohibiciones, demasiado papeleo, demasiada gente con uniforme». En abril de 1960 regresó para instalarse en Palamós y trabajar en A sangre fría. El periodista Robert Ruark le había convencido de que allí hallaría la calma necesaria para escribir, lejos del ruido que siempre lo acompañaba. «Lástima que la comida no sea muy buena, a no ser que te guste cocinarlo todo con aceite de oliva. A mí no», les confesaba a sus amigos Alvin y Marie Dewey (artículo completo en El Progreso).

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:,

4 respuestas

  1. Una mañana más, un desayuno magnífico. Gracias, señor Tallón

  2. Que pracer sempre ler os teus artigos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: