El pasillo de la muerte

En la biblioteca de cualquier lector existe una reserva de libros, no necesariamente pequeña, que no ha leído todavía, y que quizá nunca lea; ya se verá. Ahí cabe todo: libros horribles, que a veces no sabes cómo llegaron a casa, libros regalados e inhóspitos, un poco sospechosos, o libros que uno ha ido comprando, seguramente magníficos, que sin embargo ‘casi’ tuvieron su momento perfecto, pero lo perdieron. Se vuelven historias de amor que sólo fueron un sueño. bibliorecaEn algunos no abandonas la fe por completo, y confías en leerlos en un futuro que, por alguna razón, no llega. Pese a que la vida es corta, ésta se toma sus demoras. Así que sigues soñando.

Algunos los compraste tal vez con los ojos, siguiendo un impulso precipitado y caprichoso, o quizá realmente ansioso por leerlos, pero entremedias sucedió algo imprevisto, o no pasó nada, y ese fue el problema, y el libro quedó flotando en una especie de espacio exterior, lejísimos, libre de gravedad, buscando un cuerpo con el que chocar.

Juntos, muy distintos unos de otros, todos esos ejemplares conviven en el pasillo de la muerte, por llamarlo así. Los volúmenes no dialogan entre sí. Tampoco se relacionan apenas con su dueño, que hace mucho tiempo que dejó de reparar en ellos. Sólo de vez en cuando, casi por accidente, se queda mirando algún título, y se dice «esto tendría que leerlo un día», o peor, «debería deshacerme de esta porquería». Pero va posponiendo sus promesas, como todo en la vida (artículo completo en El Progreso).

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:,

1 respuesta

  1. Tiene algo de sacrilegio el tirar un libro a la basura, aunque nunca lo vayas a leer. Como el deshacerse de un libro que ya has leído, aunque no tengas intención de volver a hacerlo. Lo malo es que los libros ocupan espacio, y llega un momento en que te ves obligado a bajarlos al trastero, o subirlos al desván, si quieres ir haciendo sitio para los nuevos. De todas formas, da prestancia tener la casa atestada de libros que nunca se van a leer. Te hacen sentir más sabio. Espero no vivir lo suficiente para que el trastero también se desborde. Saludos,Tallón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: