Libros cerrados

EN ESPAÑA no hacemos listas con las mejores portadas de libros del año. Nos parecerá irrelevante. En cambio, abundan las listas de las obras más destacadas, que a estas alturas ya parecen menos una costumbre que una adicción. Para algunas cosas sí nos gusta contar. ¿Por qué será? Tal vez porque ante un libro, del género que sea, celebramos siempre la grandeza del escritor y casi nunca la de su editor. Como si no existiese el arte de publicar libros, solo el de escribirlos. Produce envidia que en otras culturas la forma que adopta una obra sea un asunto importante, y se reconozca. Esa cultura literaria incluye el aspecto de los libros, que aun cerrados hablan ya de su mundo.

En Estados Unidos e Inglaterra, por ejemplo, es habitual que los medios de referencia destaquen también las mejores cubiertas del año. Esos reportajes gráficos conmueven la sensibilidad, incluso la inteligencia. Los libros cerrados también alumbran. Se trata de portadas magníficas, que dificultan abrir el volumen rápidamente. Primero mirar, después leer. Pero hablamos de países en los que existe el espíritu necesario para aceptar que un libro representa un logro literario del que también es parte el diseño, la portada, los textos de solapas y contra, la tipografía, etcétera (artículo completo en El Progreso)

Anuncios


Categorías:Literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: