Manos en movimiento

Cuando no sabes qué hacer con las manos, ni tal vez con la vida, a veces dejas que avancen como arañas hasta el teléfono, y entonces empiezas a mirar la agenda de contactos distraídamente. No buscas nada en particular, solo dar un sentido provisional a tus dedos, y quizás adivinar a dónde fueron a parar los viejos tiempos. Vas pasando nombres, abandonados a la deriva en la inmensidad del teléfono, mientras tratas de recordar cuándo fue la última vez que hablaste con algunos. No eres capaz, y eso te da una idea de los cambios de rumbo que sufre cada cierto tiempo la vida de una persona, dividida a su vez en vidas más breves, ajenas unas a las otras salvo por ese nexo que es uno mismo. Te preguntas, y con razón, si deberías borrar esos nombres, pues casi es seguro que no vuelvas a tener contacto con ellos jamás. Se volvieron polvo dentro de la agenda. Pero dudas, porque en el alma humana hay algo que la empuja siempre a conservar, y al final los dejas donde están. Qué mal te hacen. No ocupan espacio como sí lo harían un jarrón, un excenicero o una lámpara. Además, la vida da vueltas, a menudo en círculo, y ya casi te ves retomando el contacto.

Hay otro grupo de nombres, más reducido, que ni siquiera reconoces. ¿En qué momento irrumpieron en tu agenda, qué planeasteis juntos, los reconocerías si los vieses? Antes de cansarte por nada, preguntando a otros si los recuerdan, pulsas «eliminar». El alma humana también siente ciertos días la necesidad de cortar por lo sano. Nadie precisa más cargas de las que ya tiene. ¿Qué puedes esperar de alguien cuyo nombre no te sugiere una cara, un lugar o un año? El alivio es ficticio, pero tú adviertes que ahora el teléfono te aprieta menos, aunque te rodea igual que una corbata. Cada nombre borrado equivale a un ligerísimo peso menos. A veces resulta inevitable experimentar la sensación de que no se pueden conocer personas nuevas mientras no desaparezcan antes algunas viejas (artículo completo en El Progreso).

Anuncios


Categorías:Vida diaria

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: