Diario ruso-español (4)

Por fin, ensaladilla rusa para comer. Algunos días, tal vez sin querer, todo apunta hacia el mismo sitio. No lo digo solo por la ensaladilla. En mitad de la madrugada me desvelé y, con la desesperación, me puse a escuchar un podcast de la Fundación Juan March. Eligí una conferencia de una hora y cinco minutos del profesor Javier Echeverría sobre la figura de Leibniz. A veces en un mundial de fútbol hay que reservar momentos para la frivolidad o te explota la cabeza. Leibniz fue el último genio universal, con aportaciones decisivas a la vez en metafísica, epistemología, lógica, teología, matemática, física, geología, derecho, y también política internacional y diplomacia. Aquí es cuando salté de la cama al oír a Echeverría afirmar que el filósofo fue consejero del zar ruso Pedro el Grande, sobre cuya relación nació el urbanismo de San Petersburgo, «una ciudad claramente diseñada por Leibniz». Hay que estar ciego para no ver la conexión de ese hecho con el Mundial.

A las dos empieza el Costa Rica-Serbia. Es el típico partido con ritmo que entretanto te permite hacer mil cosas, porque sabes que habrá un gol o un ninguno. Miro por la ventana y advierto un día maravilloso, soleado. Incluso lo comento: «Qué día más maravilloso. ¿No creéis?». M asiente y propone que esta noche salgamos a cenar. «No hablas en serio. Hoy juega Brasil». «Pues entonces mañana», se le ocurre decir. «Peor me lo pones. Mañana juega Túnez». Antes de que se sienta tentada a hacer planes para pasado mañana, menciono de pasada que el martes juega Rusia, la anfitriona. «Yo siempre quise ser ruso, por Dostoievski. Y un poco por Turguéniev», digo (entrada completa en Vanity Fair).

Anuncios


Categorías:Fútbol, Vida diaria

Etiquetas:, ,

1 respuesta

  1. Para los que alguna vez hemos preparado la oposición de secundaria de matemáticas, Leibniz es un clásico, aparece en casi todos los temas: lógica, gráficas, integrales… Una locura.
    Otra locura me parece que siga jugando Ozil en Alemania; me parece que el hombre está acabadísimo. Como no haga cambios Low, lo tiene claro.
    He visto que Gabilondo también está escribiendo del mundial y me entusiasma que simpatice con Uruguay.
    El mundial es un estado de felicidad infinita. Esta mañana he tenido un delirio y he visto clara la final: España 5 Portugal 4, con 4 churros de Cristiano, que acaba el mundial con 20 goles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: