Diario ruso-español (7)

«¡No quiero dormir más!», grita Helena desde su cama. Hago que ronco, para escaquearme, pero M hace que ronca aún más fuerte y profundo. Qué sangre fría tiene esta mujer. Yo no sería capaz. Me levanto. Tardo en llegar a la habitación, como si estuviese en una película de Terrence Malick, acariciando las paredes del pasillo, balanceándome en la oscuridad. «No quiero dormir más», dice arrastrando las palabras, hasta hacer que casi suenen a No puedo vivir sin ti, de Coque Malla. «¿Y qué quieres entonces, si son las tres y media de la mañana? Dime, ¿ver vídeos musicales?». Me la llevo en brazos a nuestra habitación y a los dos minutos se duerme con los pies sobre mi cara.

Por la mañana, me entretengo pensando en Irán, rival de España. Lo más cerca que estuve de conocer a un iraní fue al leer una novela de Ali Eskandarian. cantante de los Yellow Dogs, una banda iraní que definía su música como pschedelic dance post punk, y que tuvo que huir de Teherán. Según un cable del Departamento de Estado norteamericano publicado por Wikileaks, el grupo «formaba parte de la escena underground pequeña pero loca» de la capital iraní. Sus componentes habían emigrado y vivían en Brooklyn, donde se recreaban en no saber qué hacer con sus vidas. En 2013, un ex miembro de la banda al que habían expulsado entró por un techo adyacente al apartamento. Un vecino escuchó 45 disparos. Murieron Eskandarian, el guitarrista, el batería y un artista callejero. El asesino subió a la azotea y se pegó un tiro. Esta es mi previa del partido (entrada completa en Fanity Fair).

Anuncios


Categorías:Fútbol, Vida diaria

Etiquetas:, ,

1 respuesta

  1. No creo que vayamos a hacer camino. Debería entrar Nacho de nuevo, poner a Iniesta (mientras no mejore) los últimos 30 minutos en vez de la primera hora, meter a Asensio y darle confianza, que jugase minutos Iago Aspas. Saúl tendría que tener los minutos que le dan a Coke, es más completo y mejor. Silva fuera, no aporta casi nada.
    Y, por supuesto, cambiar de portero.
    Pero no le veo a Hierro capaz. Ayer no me dormía pensando en todo esto. Maldita sea.

    A mí también me encanta Uruguay. Allí tomé ls mejores alfajores del mundo. Y Montevideo es un campo de fútbol con casas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: