Diario ruso-español (22)

5 de julio

Vestirse cada día de una forma diferente al anterior estimula y deprime al mismo tiempo. «Helena, qué te pongo», le pregunto, después de ducharla. «Crema», dice. «¿Y después?». No tiene ni idea, como yo. La dictadura de las pequeñas decisiones, centenares a lo largo del día, acaba con la salud de cualquiera. Supongo que por esa razón algunos creemos que la felicidad total consistiría en tomar una sola decisión. Podría ser, por ejemplo, la de no hacer nada. Cerca de la guardería, en el contenedor con la basura más bonita de la ciudad, hoy encontramos un televisor abandonado, con mando incluido. Hace algunas semanas se deshicieron de un vulgarísimo Picasso, y con razón, porque se trataba de una reproducción de Las señoritas de Avignon de un metro por un metro con un agujero en el medio. En ese mismo sitio coincidimos también con un Monet. Nuestro hallazgo favorito fue un fax viejísimo, pero lleno de encanto. Helena o pudo resistirse y se acercó a él, descolgó, y empezó a hablar con su abuela (entrada completa en Vanity Fair)

Anuncios


Categorías:Fútbol, Vida diaria

Etiquetas:, ,

2 respuestas

  1. Me impresionó un chino, o asiático, no tengo demasiados datos sobre él, en una tragaperras de un bar. Mientras yo tomaba el cortado de antes de ir a buscar a mis hijos al colegio, él iba metiendo monedas en la máquina, sin ninguna emoción en la cara. En un momento se debieron alinear tanto los astros como algunas de las frutas del mecanismo y una música anunció el premio. El jugador se separó de la máquina, abrió la puerta del bar, salió a fuera y se encendió un cigarro. Mientras fumaba mirando al horizonte del otro lado de la calle en la bandeja de la tragaperras llovían monedas torrencialmente. No sé que duró más, el cigarro o la tormenta de monedas, pero lo recuerdo entrando, recogiendo su premio y salir del bar sin el más ligero cambio de expresión. ¿Se puede molar más?

  2. Tallón, cada vez más tengo la sospecha de que eres un desastre y tienes a M. hasta la coronilla… Menos mal que seguro que a Helena la haces reír mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: