Jugarse la vida

La vida no tiene un precio fijo, y a veces nos la jugamos porque es necesario, y compensa, y a veces porque no lo es en absoluto, pero nos apetece, ya que somos idiotas. Personalmente, nunca vi a nadie jugarse la vida, en persona, si no fue por una estupidez. Es una de las contradicciones de la existencia apacible que llevamos en ciertos países, donde, necesitados de estímulos para sentirnos activos, buscamos peligros ridículos. En una ocasión, vi lanzarse a una piscina a un señor que no sabía nadar, solo por pura vanidad. Fue en mi pueblo, durante la inauguración de la piscina pública. “Alcalde, ¿puedo estrenarla?”, preguntó uno de los vecinos. “Por supuesto”, dijo el regidor. Ángel, que iba vestido de calle, se descalzó y se quitó la camisa y los pantalones, quedándose en calzoncillos. La gente aplaudía con envidia. Apenas se lanzó, sin embargo, vimos que hacía unos gestos preocupantes, de desesperación, mientras se hundía.

Pasó casi un minuto hasta que un concejal se acercó al bordillo y anunció: “¡No sabe nadar!”. Todos nos volvimos buscando al socorrista. “¡Sácalo!”, le pidió el alcalde a otro vecino, afín al partido, que iba a encargarse del cobro de entradas y de hacer funcionar la depuradora, tareas que lo convertían, por pura lógica, en el socorrista oficial. Acató la orden del alcalde entre unos resoplidos que sugerían disconformidad. Tampoco sabía nadar. Solo lo admitió en el momento que estaba en el agua, también a punto de ahogarse. Cuando los sacaron del agua, la escena pareció casi preparada, incluidos los ahogamientos (artículo completo en El Progreso).

Anuncios


Categorías:Literatura

Etiquetas:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: