Archivos de autor

  • Déjalo para mañana

    Algunos días la vida te paraliza y no puedes hacer nada para evitarlo, solo contemplarla desde un estrecho placer. En esos momentos todo avanza menos tú y las cosas que conforman tu mundo íntimo. Seguramente te gustaría hacer algo al… Leer más ›

  • La música tenía un nombre

    Ennio Morricone cuenta que estaba en su casa, a finales de 1963, cuando una mañana sonó el teléfono. «Buenos días, me llamo Sergio Leone…», se presentó un señor que se definió como director de cine. Quería saber si podría pasarse… Leer más ›

  • Montones de cocaína

    David Carr se desplomó en mitad de la redacción de The New York Times hace dos años, a las nueve de la noche. Murió cuando la ambulancia llegó al hospital Roosevelt. Tenía 58 años. Había superado el alcoholismo y su… Leer más ›

  • Historia de una tuba

    Algunas mañanas coincido tomando café con el dueño de una administración de loterías que hay cerca de mi casa. Tose con enorme énfasis, como si quisiese empujar las nubes, traza dibujos imaginarios con las manos al hablar, y aunque hace… Leer más ›

  • Amor por las lavanderías

    Siempre he tenido lavadora y tendal. Es una casualidad –y una desventura– que me persigue, y la única razón de que no frecuente las lavanderías. Son pese a ello uno de mis lugares preferidos, en los que siempre ocurre algo… Leer más ›

  • Poetas o novelistas, ¿quién manda?

    La prosa avanza sin consideración, casi a ciegas, y a veces alcanza a la poesía con su peso, aplastándola. Muchos novelistas, sin embargo, ambicionaron antes ser poetas, y quizá reinar en el mundo de ese modo que solo un poeta… Leer más ›

  • Decir bla bla bla

    Ya ocurren pocas cosas importantes lejos de un teléfono. Aquellas que carecen de interés, banales, también transcurren muy cerca de uno, como cuando a las dos de la mañana te escribe una amiga para decirte «Hola, qué haces; yo nada»…. Leer más ›

  • Cuchillos Onetti

    Un abogado vasco que conocí cuando empleaba las horas buscando noticias en los juzgados, me contó que hace diez años viajó por trabajo a Montevideo. Debía encontrarse con el socio de un cliente, un empresario de Irún, para revisar el… Leer más ›

  • Azafatas

    Hay cosas que seguimos haciendo porque ya se hacían antes, y tenemos miedo a complicarnos la vida si las cambiamos. La antigüedad siempre despierta compasión. Tememos más a su pérdida que a su infamia. Definitivamente, nos resulta difícil mover las… Leer más ›

  • Palabrotas

    En la redacción de mi experiódico conocí a la persona que seguramente más veces ha dicho ‘carallo’. Se llamaba Santiso, pasaba de los cincuenta años y era una institución. Se encargaba de las páginas de televisión y de los pasatiempos…. Leer más ›

  • La mujer del crucigrama

    En una cafetería que hace esquina en la calle Doctor Fleming, coincidí durante mucho tiempo con una mujer que cubría el crucigrama de La Voz de Galicia con un rigor gélido. Los minutos que cada día dedicaba a desentrañarlo pertenecían… Leer más ›

  • ¡Ahí va Salinger!

    El año pasado escribí un artículo sobre la obsesión de la prensa estadounidense por fotografiar a un J.D. Salinger que se pasó los últimos veinte años de vida aislado en Cornish (New Hampshire), en una casa rodeada de árboles perennes,… Leer más ›

  • El arte de titular

    Empezar por el principio algunos días equivale a una superstición; pura manía. Sólo es un método para imponer orden en nuestra cabeza. Pero bien se puede vivir sin orden, o al menos sin el orden habitual. En un evento literario… Leer más ›

  • Segundas oportunidades

      En una de las extrañas segundas oportunidades que a veces te otorga la vida, entré en una librería nueva, de libros viejos, en la calle O’Donnell. Fuera llovía y hacía frío, por este orden, y yo no tenía paraguas,… Leer más ›

  • Solo un cigarro más

    León fumaba cuatro paquetes de Celtas con filtro, y en los últimos tiempos de Ducados. Nunca tosía. Murió la semana pasada. Tenía setenta y seis años. Lo atropelló una furgoneta. Me contaron que en ese momento se dirigía al estanco… Leer más ›

  • El agosto de los Carver

    Todo va tan bien que la vida se estropea a veces durante un verano maravilloso. Es lo que le ocurrió a Raymond Carver, protagonista de uno de los veranos más hermosos y horribles que puedan contarse. Su primera esposa, Maryann… Leer más ›